Pilar Unidos quedó complicado en su grupo

 

(Fredy Caballero). Sarapura gana ante los defensores de Mutual TV; el 9 fue una de las figuras.
Sarapura gana ante los defensores de Mutual TV; el 9 fue una de las figuras.

De repente, a Pilar Unidos se le vino la noche. Ayer, jugando prácticamente a oscuras, hizo todo el esfuerzo para avanzar en el Torneo del Interior y ganaba 2-1 ante Mutual TV, hasta que en un rebote a 10 minutos del final, terminó complicando su continuidad.

Diario Pilar Regional

En la cancha de Monterrey y por la 5ª fecha de la Zona 27, el Tricolor empató 2-2, resultado que aseguró la clasificación de los lujanenses y dejó en la cuerda floja a los dirigidos por Claudio Medina, que necesitaban imperiosamente la victoria.

El encuentro comenzó media hora más tarde por un retraso de la terna arbitral y terminó jugándose con los últimos vestigios de luz solar.

Pilar Unidos asumió el rol protagónico desde el arranque y se puso en ventaja a los 25’ con un cabezazo de Ricardo Chamorro.

Mutual TV lo madrugó en la reanudación y empató con un cabezazo de Gabriel Fernández, aunque el local siguió generando las situaciones más claras de gol.

Chamorro, Gabriel Brito, Santiago Sarapura y Pedro Barrios fueron los puntos altos del Tricolor, que pasó al frente en el complemento y creó situaciones para liquidarlo.

Sarapura marcó el 2-1 a los 8’ y luego el arquero descolgó del ángulo un tremendo remate de Brito. Antes, Hernán Lamadrid había estrellado un violento disparo en el travesaño.

Pero a los 31’, Ariel Francocapturó un rebote en el borde del área, remató, su disparo se desvió en un defensor y se metió por encima del arquero. Fue el golpe de nocaut para los pilarenses, que más tarde sufrieron las expulsiones de Nicolás Claros y Mariano Luna.

Con este resultado, PU está obligado a ganar ante Alimentación en la próxima fecha para soñar con un lugar entre los mejores 32 terceros.

“Tuvimos una mala leche increíble, no lo podemos creer. Teníamos que ganar sí o sí y jugamos bien. Pero nos quedamos con las manos vacías por un rebote. Igual, vamos a meterle hasta el final para ver si llegamos.” Santiago Sarapura.