LIGA DE COLON: Porteño campeón del fútbol local

  • Imprimir

FUENTE: EMISORA COLON

20porteno_f171b.gif

Porteño F.C. se consagró campeón 2016 de la Liga Deportiva de Colón. Anoche en el estadio Hugo Viccei se impuso a Sportivo Barracas en un partido que tras el empate sin goles se definió mediante la ejecución de penales. Sin dudas un justo título, fue el mejor de la temporada, con un gran comienzo de torneo, luego se quedó un poco, y ahora sufrió la ausencia de Romero y Villán. De todos modos, en el balance general fue el mejor, y el título es justo.

  El partido terminó a cero. Si bien no hubo goles, fue interesante porque se jugó a buen ritmo, sin regalar nada, con intensidad, pero ambos volvieron a fracasar en los metros finales de la cancha. Fue así que prácticamente hubo una llegada por equipo en cada tiempo, pero respondieron bien los arqueros.

  Llegaron a los penales luego de dos encuentros en los que terminaron sin goles. Si sumamos las anteriores instancias finales, en los cuatro partidos Porteño no pudo marcar y Barracas solo hizo un gol. Es evidente que en ese dato refleja los problemas que ambos tuvieron. No debemos olvidar que Porteño cedió a su rival a sus dos mejores figuras, Villán y Romero para jueguen el Federal B y Barracas no utiliza los jugadores del equipo que participa en el mencionado torneo.

  La definición por penales fue otro momento de emoción. Comenzó Felipe Ruiz Tozzi convirtiendo para Barracas, igualó la serie Lagneaux para Porteño. Luego para Barracas anotó el arquero Chaffardino  e Iván Gómez para Porteño. En la tercera ronda surgieron las novedades. Chémes de Barracas desvió el remate, mientras que el arquero  Chaffardoni le atajó el remate a Alustiza. Siguieron las emociones, en el cuarto penal el arquero Muñoz le atajó el penal a Trucco, y el propio Muñoz convirtió para su equipo adelantándolo en el marcador por 3 a 2. En el quinto penal convierte Dimase e iguala la serie, y le queda a Máximo Boffa el último penal. Si convertía Porteño era campeón, de lo contrario seguía la serie. El arquero de Barracas adivinó el palo pero la pelota se le fue debajo de su brazo y lentamente cruzo la raya de sentencia. Fue la gran explosión, el grito contenido de muchos hinchas que vivieron con muchos nervios la infartante definición.