LIGA TRESARROYENSE: Once Corazones, el campeón anual de Tres Arroyos

FUENTE: LA VOZ DEL PUEBLO

El Once empató en la final 0 a 0 ante Ciclista y gracias a la diferencia que sacó en la ida, se consolidó como el mandamás del año en la Primera División.

El logro llegó luego de empatar en dos goles con Ciclista y merced al triunfo en la primer final, sumado al campeonato de la fase regular, el equipo de Alberca se quedó con otro bicampeonato como lo hiciera en el 2012/13 ahora en 2015/16.

En cuanto al partido, fue tan intenso como discreto ya que de entrada "se rompió" porque se dieron muchas emociones desde el comienzo.

A los 3 cuando recién se estaban acomodando en la cancha apareció Sueyro por el segundo palo tras un centro y marcó la apertura para Ciclista. Enseguida despertó Once y en jugada muy similar fue el goleador Rivera el que puso el empate 1 a 1.

Como si la rápida reacción de Once hubiese sido poco, debemos sumarle que a los 8 se fue expulsado Rodríguez por una inexplicable agresión de Lautaro Gómez.

Y eso no es todo: corría el minuto 11 y allí fue Mascota Pérez que de lejos vio adelantado al arquero Sánchez y por arriba decretó el 2 a 1 para Once. Demasiadas emociones para pocos minutos donde el partido fue muy intenso y en donde Once con la ventaja apostaba a las contras de sus delanteros. La visita con la pelota contra el piso intentaba llegar pero se repetía en pelotas frontales para el rechazo de la última línea de Alberca.

Y si algo le faltaba a un primer tiempo dramático, fue la lesión de Rivera, que fue reemplazado por Morresi que también se lesionó al minuto de haber ingresado, lo que le puso aún más condimento a la tarde.

Once -ya sin Rivera- careció de poder ofensivo y con eso Ciclista encontró la motivación para -con un hombre menos- tratar de llegar al arco chocando con la firme defensa local.

La primera parte se fue con un disparo de lejos de Godoy que pasó cerca y una de Stornini que contuvo Sánchez.

En el complemento el partido siguió intenso, con Ciclista en busca de la heroica pero sin presencia en el área y apelando al juego brusco en muchas situaciones. Freydíaz probó de lejos y Pérez también tuvo la suya.

A los 20 se fue expulsado el recién ingresado Rivolta por una tremenda falta a Monclá y minutos mas tarde -a los 25- Once perdió a Cabral por una supuesta falta. Ya a esa altura el arbitraje de Dardo Espinosa era muy cuestionado con fallos que dejaron algunas certezas y muchas dudas.

Huracán Ciclista con los cambios metió más gente adelante y Once solo atinaba a defender la diferencia pero a los 31 apareció Pego por derecha y marcó el 2 a 2 para darle mas emotividad al partido. A los 37 pudo haber tenido el Globo chavense la victoria pero apareció Mario Alvarez en toda su dimensión.

Intenso, con pierna fuerte y sin situaciones fueron corriendo los últimos minutos para que llegue el pitazo final con el que Once Corazones se coronó nuevamente como el monarca de la Liga quedándose con el Campeonato Oficial 2016.