LIGA DE PEHUAJO: Calaveras volvió a gritar campeón tras 11 años

FUENTE: NOTICIAS PEHUAJO

Luego de un poco más de una década, el equipo de “mataderos” se quedó con el título. El gol de su capitán Maximiliano Coronel de penal y de su emblema José Moretti de cabeza, le dio el título número 13 de su historia para quedar a tres títulos de Defensores del Este.

Llegaban noticias de ambos equipos antes del arranque. Javier Mendizábal metía mano en su once. El ingreso de Julio Caldiero y de Matías Collado en el mediocampo por Juan Andrés Burgos y Antonio Pierguidi. Lo que hacía que Maximiliano Jorda pase a la parte media. Por su parte, Calaveras, presentaba una sola modificación. Gabriel Criado por Juan Cruz Ayende, armando un mediocampo combativo junto a Maximiliano Coronel y Eduardo Rojas que sería nuevamente la marca personal de Andrés Collado. Además el partido presentaba un actor de lujo, el juez internacional Néstor Pitana.

Ambos equipos ingresaron al terreno de juego con la ilusiones de miles de hinchas que fueron con el sueño latente de ser campeón. Ese camino extenso de 29 fechas que había comenzado allá por el mes de abril. El Garré presentaba un colorido típico de una final. Muchos papelitos, serpentinas y banderas.

En el inicio del mismo, el local era dueño de la posesión de pelota y llegaba con peligro al arco de Volpe. Jorda generaba complicaciones por derecha, Andrés Collado era la conexión con los delanteros y los “azules” se ilusionaban con el gol. Tallarico se asoció con el “Chavo” que sacó un remate que dio en la humanidad de Troncoso, cuando la pelota tenia destino de red. Minutos más tardes, el “10” se escapo de su marca y con una deliciosa asistencia de Ferrara, no pudo llegar y Volpe rápido se quedo con la pelota. Deportivo era un poco más. Jorda por derecha, llegó al fondo y sacó el centro que despejó Moretti cuando Ferrara esperaba solo por el segundo palo para definir. Calaveras jugaba contra el rival de turno y el viento. La visita no encontraba el rumbo y los delanteros estaban aislados. Los “azules” nuevamente llegaron por intermedio de Jorda. Centro de “Maxi”, cabezazo de Ferrara y Volpe con una gran tapada sobre el palo izquierdo mando la pelota al córner.

Sobre la mitad de ese primer tiempo, el partido entró en una meseta y los arcos empezarían a estar lejos. Igualmente, Calaveras lo tuvo en dos oportunidades. Primero por Hidalgo que tardo en definir. Luego por intermedio de Moretti que se escapó de la marca y el remate se fue cerca del palo derecho. El empate estaba bien, pero Deportivo tendría una gran oportunidad de irse en ventaja. Luego de un tiro libre de Arive, Castró le cometió falta a Caldiero y Pitana cobró penal. Tomas Arive se hizo cargo del mismo, Volpe adivino el palo y con su rodilla ahogó el grito de gol de la parcialidad local. En la última, Andrés Collado eludió a su marca y sacó un remate que se perdió cerca del palo derecho.

El complemento arrancó apagado. Muchos roces y poco fútbol. Sobre los 12’, Hidalgo con un tiro libre nos despertó de la siesta. El mismo fue rechazado por Aranas al córner. De ese tiro de esquina, llegaría el penal de Martínez a Castro. Maximiliano Coronel lo cambio por gol y la hinchada visitante explotaba en un solo grito. Rápidamente, Deportivo fue por el empate. Tallarico ganó y quedó mano a mano con el uno. Pero en esta oportunidad, el duelo fue para el golero. Los dirigidos por Mendizábal iban, mientras que Calaveras esperaba salir de contra. Los minutos pasaban y el empate no llegaba. Hasta que apareció la calidad de Andrés Collado.

Luego de una serie de rebotes, el enganche sacó un remate delicioso desde la medialuna del área que se estampó sobre el palo derecho de Volpe que se estiró más no poder, pero su esfuerzo fue estéril. Golazo y todo como al principio. El partido le quedaban quince minutos y los “azules” con el envión anímico de la anotación iban en búsqueda de la victoria. Pero a diez minutos del cierre, Calaveras aprovechó una mala salida local, Hidalgo mando el centro al área que encontró solo a Moretti que de cabeza fusiló a Aranas. Dos a uno y algarabía de todo un barrio que copo su sector en la cancha.

Luego del gol, Deportivo fue, pero no encontró respuesta. Pitana dio cinco minutos, la parcialidad de Calaveras se animaba a festejar. Con Caldiero de 9 y con la esperanza de la igualdad, los locales siguieron yendo. Pero chocaba una y otra vez con la defensa que rechazaba todo. Pitazo de Pitana, triunfo y campeonato número 13 en su historia que para el hincha no será yeta.